Montag, 10. Januar 2011

5 falacias recurrentes de quienes defienden la Ley Sinde en ALT1040 (Derechos de Autor)

  1. Hasta hace una semana, fumar en un bar era legal. La sociedad evoluciona y, con ella, las leyes. Ahora no es ilegal enlazar contenidos, pero viendo que ha acabado constituyendo una fuente de lucro, se tendría que regular. No prohibir, pero sí regular, igual que se reguló la venta ambulante cuando supuso una actividad económica importante. Porque genera lucro, usando como reclamo contenido de otros.

Ahora viene cuando en a discusión sale Google, como página de enlaces. Y sí, es cierto. La diferencia es que si a Google le quitamos los enlaces a contenido protegido, sigue siendo viable. Ahora le quitas esos enlaces a seriesyonkis, y me cuentas para qué la gente va a visitar la página. Pues éso.

  1. Imagina que un amigo te pide el coche mientras no lo estás usando, y se lo dejas. Luego te enteras de que durante ese tiempo lo alquila. No te está robando porque no estás usando el coche. ¿Se lo dejas igual? Copiar no es robar, pero es una falacia que las descargas no afecten a las ventas. No es una afectación directa 1 descarga = 1 venta menos, pero en números absolutos decir que no afecta es tan falacia como la de que afecta directamente. La explicación Disney es una falacia en sí misma, y además bastante insultante: si yo te quito la bici no es lo mismo que si me haces una copia de la bici (tampoco sé muy bien cómo se hace éso). Si compartimos la bici, no podemos hacerlo a la vez. Y otro hecho que se obvía es que lo que tenemos es UNA bici para DOS personas. ¿Quién compara ahora bienes materiales con virtuales? Me parece muy bien que le dejes un disco a un colega para que pueda escucharlo si le gusta. Me parece genial que la gente se pase juegos de la Play como antes hacíamos con los cromos. Pero cuando se compra UN juego en Barcelona y MILES de personas juegan con él en Alemania, Polonia o Alpedrete, no me puedes contar que estáis en la plaza del pueblo pasándoos cromos. No cuela.

  2. El aumento de la recaudación se debe en gran medida al auge del 3D, cuyas entradas son más caras y además es una experiencia que, de momento, no se puede piratear. Miraos los datos con atención. Hay una concentración de títulos brutal. La gente no va más al cine, en general, sino que va más a ver ciertas películas. Las que llenan de ruido y efectos las salas. Son también las más descargadas. Ya no hay espacio para las películas pequeñas. Cada vez que oigo “va, esta mierda mejor me la bajo de Internet” de verdad es que no lo entiendo: si no te gusta, ¿te la vas a bajar igual? Es un problema del valor que se le da al cine, a cierto tipo de cine, que se traduce en el precio que estamos dispuestos a pagar por él. Se defiende la cultura y al mismo tiempo se descarga masivamente Iron Man 2, Transformers, Avatar.

  3. La industria no puede competir con la gratuidad. Nunca. Es de cajón. No voy a pagar por algo que puedo tener igual, gratis. La gente que lo hace, lo hace por conciencia, o por desconocimiento de alternativas. Te metes en cinetube y tienes la peli gratis, a dos clics, en divx, en un rato. Imaginemos que la industria le pide a cinetube un porcentaje de lo que enlaza; y éso repercute en un precio de, digamos 20c por película. En dos días tenemos UltimateCineTube, que ofrece lo mismo, gratis, porque no paga el porcentaje. Dime lo que tardas en cambiar los Favoritos.

  4. El p2p es perfectamente legal. Quien dice lo contrario, miente. El caso de Pablo Soto es una vergüenza y un sinsentido. Como miente quien dice que es simplemente un intercambio amistoso de archivos entre colegas. O se conocen todas las fuentes, o aquí hay una autojustificación muy cool pero absolutamente falaz.

Añado:

La industria se está equivocando. La ley Sinde sólo es un desastroso intento más de matar moscas a cañonazos. La SGAE es una entidad oscura que debería desaparecer. Alejandro Sanz debería aprender a escribir y Bardem debería cerrar la boca…

… pero yo soy montador, y veo lo que ocurre: mi cámara, mi mac, mis conocimientos, todo aquello con lo que se crean los contenidos que con tanto fervor se reclaman como cultura valen dinero. Los cantantes pueden dar conciertos, pero los autores de canciones que no canten tendrán que seguir viviendo de algo. Los que hacemos DVDs tenemos que vivir de algo. No me digáis “búscate otra cosa”, porque lo que hago os gusta, lo reclamáis, lo descargáis. Mi trabajo es necesario, sólo que no queréis pagar por él. Pues habrá que llegar a un acuerdo, ¿no?

Responder

Posted via email from rafaelwv's posterous

Kommentar veröffentlichen